LAS REGLAS DEL GOLF DE DORMITORIO

1. Cada jugador debe aportar su propio equipo, que normalmente consiste en un palo y dos pelotas.

2. Para jugar es necesario contar con la aprobación de la propietaria del hoyo.

3. Al contrario que en el golf tradicional, el objetivo es introducir el palo en el hoyo y mantener las pelotas fuera.

4. Para que el juego sea más efectivo, el palo debe tener un mango rígido. La propietaria del campo está autorizada para constatar su firmeza antes del comienzo del partido

5. La propietaria del campo se reserva el derecho de restringir el tamaño de los palos a fin de evitar daños en el hoyo.

6. El objetivo del juego es dar tantos golpes como sea necesario para que la propietaria del campo se declare satisfecha y de por finalizado el partido. No lograrlo puede significar que se deniegue el permiso para volver a jugar en el mismo hoyo.

7. Comenzar a jugar el hoyo apenas llegar al campo es considerado como una falta de modales. El jugador experimentado tomará su tiempo para admirar el recorrido completo, con especial atención a los bunkers mejor formados.

8. Se advierte a los jugadores que no deben mencionar otros campos en los que hayan jugado, o están jugando temporalmente, a la propietaria del terreno. Se conocen casos de propietarias disgustadas que por esta razón han dañado el equipo de algunos jugadores.

9. Para su protección los jugadores deben llevar al campo su propio equipo de lluvia.

10. Los jugadores deben saber que los campos no pueden ser jugados en cualquier momento. Algunos pueden sentirse molestos si descubren que el hoyo se encuentra temporalmente en reparaciones. Se advierte a los jugadores que deben ser extremadamente delicados en esta situación. Los jugadores avanzados descubrirán maneras alternativas de jugar cuando éste sea el caso.

11. La propietaria del campo es responsable de eliminar las malezas en el green para tener una mejor visión y aproximación al hoyo.

12. Los jugadores deben asegurarse de llegar al campo en el momento en que su partido haya sido programado, particularmente cuando se juega en un terreno por primera vez. Se sabe de algunos que se han enfadado al descubrir a alguién jugando en lo que consideran un campo privado.

13. Se advierte a los jugadores que deben obtener el permiso de la propietaria para jugar en el hoyo nueve.

14. Se recomienda el juego lento, sin embargo los jugadores deben estar preparados para acelerarlo, por lo menos temporalmente, a petición de la propietaria del campo.

15. Si un jugador es capaz de jugar en el mismo hoyo varias veces en un mismo partido, se considera que ha tenido un desempeño extraordinario.

16. También se considera que ha tenido un desempeño extraordinario el jugador capaz de jugar el mismo hoyo una sola vez en un partido, si lo juega al estilo Copacabana (meter el palo por la noche y sacarlo por la mañana

 

-------------------------------------------------------------------------------------------

 

Estaban dos borrachitos en un bar cuando ya estaba por cerrar.
Oye compadre, ¿por qué no vamos a mi casa para seguir chupando?
No, mejor vamos a la mía que es aquí cerquita.
No compadre, la mía está más cerquita.
A ver, vamos, a ver cuál está más cerca.
Y se van, llegando a la esquina se detienen y uno le dice al otro:
Ya llegamos compadre, está es mi casa.
Y el otro le dice:
No puede ser compadre, ésta es mi casa.
No te creo, es la mía.
A ver, tocaremos la puerta así sabremos de quién es.
Tocan la puerta, sale la dueña, y les dice;
¡Que bonito, que bonito, padre e hijo borrachos!

 

 

-----------

 

 

EL MECANICO     

Un mecánico estaba observando la cabeza de un cilindro del motor de un Jaguar cuando vio que entraba al taller un conocido cirujano del corazón.

    

Mientras el cirujano esperaba a que lo atendieran, el mecánico le dijo:

Eh, doctor, ¿le puedo hacer una pregunta?

    

El cirujano, un poco sorprendido, caminó hacia el mecánico y éste,     

limpiándose las manos en una toalla, le dijo:

   

Vea, doctor, échele una mirada a este motor.

    

Abrí su corazón, le saqué las válvulas, las arreglé, las volví a instalar....   y cuando terminé, el motor funcionó como si fuera nuevo.

    

Entonces, ¿por qué recibo un salario tan pequeño mientras que Ud. obtiene un montón de dinero, cuando ambos hacemos básicamente el mismo trabajo?

   

El cirujano se inclinó pausadamente sobre el mecánico y le dijo, casi susurrándole al oído:

    

Trate de hacerlo con el motor en marcha...

 

 

----------------

 

 

Oye Pancho ¿estudias o trabajas?

En el fondo ,me lo paso bien : estoy en la empresa  de mi

padre "y ¿que haces en ella?"   "   formo parte de los gastos

generales"